Mi elocuente realidad

Pintate los labios de rojo furioso

Quedate todo el día despeinada. Ponete un jogging.

Tardá el tiempo que quieras en producirte

pero ten presente que ya producís

por el solo hecho de estar delante de mí, yendo y viniendo

caminando algo alterada. Caminando despacio.

Levantate con mi camisa

y que el sol te ilumine la cara.

Acordate que la mujer que enamora

es la que se levanta la mañana siguiente

despojada de su vestido y su carruaje

Ponete mis pantuflas y trae un café a la cama

Haceme cosquillas con tu sonrisa

Reite de mis chistes malos

y mostrame ese lunar que tanto te molesta

No te asustes de mis locuras,

soy inofensivo. Soy un niño que quiere jugar.

Acostate en mi pecho

Quejate de todo lo que te molesta

Seducime mientras intento leer

Intenta ayudar a alguien sin esperar nada a cambio

Pedime que te abrace fuerte

Pedimelo de vuelta.

Inventemos códigos secretos

Inventemos otra forma para querernos

Contradecime y desafíame todo el tiempo

Invitame a una cita, reite de nuevo

Toma una copa conmigo y contame tus secretos.

Escribime bien tarde para contarme cómo te fue

No voy a escribirte de madrugada,

prefiero tenerte en ella.

Llora porque te volvieron a decepcionar

Porque tus viejos no entienden nada

Porque nadie te entiende, y de seguro yo tampoco

pero puedo hacerte sentir mejor.

Escuchame  hablar de mis sueños

Reite de mis planes para triunfar

Bailemos una canción desconocida

Volvamos ebrios y sin poder estar en pie

Contame tus sueños más perversos

Acostate en la oscuridad sin decir nada

Quejate de que la comida tarda en llegar

que moris de hambre y queres bañarte

Quejate porque estoy fumando mucho

porque tengo todo desordenado,

porque nada cambió.

Gritame que sos libre y que elegís quedarte

Mirame dormir. Reite de vos misma.

Atropellame para llegar primera al baño

Dejame leerte lo que escribo

Interesate por cosas sin sentido

Pedime que te cocine tu comida favorita

Chapame sin avisarme. Fuerte.

Cantemos a los gritos, salgamos al balcón

Abrázame intentando levantarme

Sé vos pase lo que pase

Atrévete a enfrentar tus miedos

Mírame, mírame de vuelta.

Se mi cómplice perfecta, mi elocuente realidad

Sentate en el piso a contemplar una canción

Quedate dormida en el sillón.

Contame un cuento antes de dormir

Debatamos sobre política y literatura

Regalame un libro que hayas leído.

Saludame cuando hayas despertado.

Cuidame de todo lo que me da miedo.

Abrazame fuerte. Susúrrame al oído.

Chapemos en la calle. Chapemos de verdad

Subite a caballito mío y reite con la boca abierta

Hagamos el amor a los gritos.

Sentí mi corazón latiendo agitado.

Besame el cuello. Mostrame mi límite

Dejame que te cuente mis demonios

Decime que todo va a estar bien

Se fiel a tu corazón

Mirame a los ojos. Dejame ver tu alma

Sentate con las piernas cruzadas en una silla

Dejá la mirada perdida en el horizonte

Jugá conmigo a ser una extraña

Extrañame cuando te vas

Sentite completa y abraza al futuro

Destrozame los miedos y hacelos volar

Entrelaza los dedos para pensar

Mirame a los ojos; ¿qué ves?

Escribime una carta, cantame una canción

Tira toda tu ropa vieja

Decime que no queres verme

Que debería haberme dado cuenta

Que te lastime sin querer

Decime que me perdonas

que esta todo bien cuando todo va mal

decime que me extrañas,

que quisieras viajar,

que tu mundo es muy complejo

y que no entiendo porque soy hombre

Abrazame de vuelta.

Volvamos a empezar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s