Behati Prinsloo: Naturalmente sexy y elegante

Nota realizada para Mustique Revista + Infobae

Es la it girl del momento y protagoniza por tercera temporada consecutiva la campaña de Tommy Hilfiger.

De raíces africanas (Namibia) Behati Prinsloo fue descubierta hace 10 años en un supermercado de Ciudad del Cabo -en donde tenía tan solo 16 años- y desde entonces nunca se ha separado del mundo de la moda.

Empezó siendo un ángel de Victoria’s Secret pero trabajó para otras marcas como Chanel o Marc Jacobs y ha protagonizado varias portadas siendo una de las modelos más demandadas del momento.

Siempre a la vanguardia, su look impone estilos y tendencias convirtiéndose en la musa inspiradora de los diseñadores más famosos del mundo, pero su hermosa, sexy y elegante presencia no solamente deslumbra arriba de las pasarelas, sino también debajo de ellas: Ese es el mundo de las “it girl”.

Ser una “it girl” no solamente es verse bonita y marcar tendencia. Es también convertir la belleza en justicia social.

Las “it girls” son mujeres que tienen un magnetismo innato. El delineado metro ochenta de la africana Prinsloo hace que no se la pueda copiar o imitar ya que sus fotos -las casuales y las de producciones a cargo de grandes fotógrafos- surgen de una actitud espontánea. Tal es así, que en sus raíces nativas no solamente lleva el mito de los orígenes de la vida humana, sino también, se exhibe sobre su piel radiante “algo” singular y genuino que se vuelve un atractivo terrenal.

Prinsloo posee solo en su cuenta de instagram más de tres millones de seguidores y en su perfil de twitter casi medio millón.

Antiguamente las modelos -incluso las más hermosas y de mayor repercusión a nivel mundial- tenían un mundo dentro de las pasarelas y otro en la marca que representaban. Hoy, las modelos -y las marcas- suman un aspecto a sus carreras y su día a día: Las redes sociales. En ellas, las modelos que supieron capitalizar el cambio de conducta de la moda, mezclan placer y trabajo en la medida justa para lograr una experiencia que hace la diferencia para sus grandes audiencias y seguidores. Prinsloo posee solo en su cuenta de instagram más de tres millones de seguidores y en su perfil de twitter casi medio millón.

Pero el mundo en donde solamente se imponían las pasarelas y los diseñadores parece estar puesto en jaque permanente con la explosión de las redes. Es por esto, que ser una “it girls”, concepto creado por el escritor inglés Rudyard Kipling, no solamente es verse bonita y marcar tendencia. Es también romper el orden establecido de una industria ancestral, cambiar la manera de comunicar -y vender- las marcas y, por sobre todo, convertir la belleza en justicia social. Behati Prinsloo tiene en su descripción de instagram, un enlace directo hacia un documental que esboza la matanza de elefantes en África. Una actitud para reflexionar.

En la ultima campaña para Tommy Hilfiger -Wish You Were Here- Prinsloo aparece recorriendo playas inhóspitas y exóticas en donde la marca pretende canalizar la inspiración en una “vida isleña” colorida y fresca con un giro ecléctico. Ver la belleza de la campaña hace que se dificulte distinguir el paraíso del infierno como se preguntó Pink Floyd.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s