“La discusión no se termina en la educación”

En el año 2012, Germán Doin estrenó el film La Educación Prohibida. Su película cambió la manera de ver a la educación y fue vista simultáneamente en todas partes del mundo. Hoy, tres años más tarde, el film tiene más de diez millones de reproducciones y el equipo sigue avanzando en proyectos sociales con gente de toda Latinoamérica.

Nacho: ¿Cómo te encuentra la situación hoy a tres años del estreno de la película?

Germán: Están por pasar tres años de la película pero ya van a ser seis que empezamos a buscar e investigar. Hoy la situación nos encuentra bastante distintos. Si bien la película tuvo éxito, en el sentido de que llego muy lejos, la pudo ver mucha gente y es un referente, también fue el inicio para nosotros de una apuesta más política, o sea, desde el estreno de la película venimos trabajando en el proyecto Reevo que ya no se propone solamente contar que hay otras experiencias posibles de educación, sino, generar las condiciones para que esas experiencias aporten a la transformación de toda la educación.

Hoy la situación nos encuentra más lejos del cine pero más cerca de la educación, del activismo y de los movimientos sociales. Creo que es un mundo distinto pero nosotros estamos mucho más entusiasmados, somos más personas trabajando en eso y posiblemente en algún momento volvamos al cine pero la verdad es que hoy no es parte de la agenda.

Nacho: Para las personas que solamente vieron la película ¿Cómo le explicarías qué es y qué se propone Reevo?

Germán: En Reevo hay de diferentes niveles de compromiso pero la verdad es que al día de hoy, hay cerca de doscientas personas que participan desde diferentes partes de Latinoamérica y obviamente un grupo más reducido que le dedicamos tiempo completo. Reevo lo que hace es tomar las preguntas que se hace La Educación Prohibida, esos cuestionamientos que le hace al sistema educativo convencional, y los utiliza como punto de partida para un movimiento que pretende transformar la educación. Digo como punto de partida porque tal vez esas preguntas tengan diferentes respuestas, tal vez cosas que se han dicho en la película posiblemente no sean el fin de la cuestión, sino que sean solamente el comienzo. Lo que se propone Reevo es crear una red de personas interesadas en reflexionar sobre estas preguntas, en cuestionarse y cuestionar sus prácticas personales y las prácticas educativas tradicionales, como así también las alternativas. Luego de esa reflexión, realizar acciones concretas que propicien transformaciones dentro y fuera de las escuelas. No alcanza solamente con admirar las prácticas alternativas y decir que la escuela convencional tiene prácticas obsoletas, sino que también, hay que estudiarlas, reforzarlas, cuestionarlas y, a su vez, ir con alguna propuesta a las escuelas y a los docentes para empezar a realizar algunos cambios. Por ejemplo, estos planteos los venimos haciendo durante las actividades que llevamos a cabo, en forma de taller, en el nodo local de Buenos Aires desde 2013, que presencialmente han llegado a más de mil personas.

Nacho: Dentro de las prácticas alternativas ¿Hay algunas que se resisten más que otras al cuestionamiento?

Germán: Si, claro. Hay algunas que se plantean así como una alternativa y otras pueden ser alternativas y no se plantean como tales, es decir, se resisten a encasillarse como alternativas porque quieren pasar lo más desapercibidas posibles y en general son pocas las que se animan a cuestionarse a sí mismas. Me imagino que se da esta situación porque son personas que se han estado resistiendo durante muchos años y la resistencia puede hacer que uno deje de ver críticamente lo que hace. De hecho, el proyecto Reevo se propone también hacer eso y plantearse: esto que estás haciendo es muy interesante y transformador en tal sentido, pero qué pasa en otro sentido, y ahí te das cuenta que seguís haciendo lo mismo de siempre. Ese ejercicio no es fácil de recibir por la gente de las escuelas.

Hay muchos cuestionamientos que tratamos de hacer nosotros que están lejos de la realidad del día a día. Por ejemplo, por un lado, hay escuelas alternativas que por más interesante que sea la propuesta pedagógica, no dejan de ser negocios. Como también existen aquellas que no tienen interés en la pedagogía pero lo plantean porque es “lo nuevo, lo innovador y lo que se viene”. Por otro lado, existen otras experiencias que tal vez no son negocios, sino que son organizaciones sociales con personas que están haciendo cosas distintas, pero la transformación y la apuesta alternativa es para grupos reducidos y no alcanza a otros sectores.

Nacho: Me hablaste de que dictaron talleres a los que concurrió mucha gente. ¿De dónde surge la idea?
Germán: Los talleres surgen debido a que en la temática de la educación alternativa no hay mucha información, y en general, la gente que se dedica a estudiarla no lo comparte. De la gran cantidad de escuelas alternativas que existen o existieron, la gran mayoría no se sentó a escribir y a contar lo que aprendieron. Por ejemplo, en Argentina están las hermanas Olga Cossettini, que se dedicaron a escribir sobre el tema y a contar las experiencias que tuvieron y así influenciaron el trabajo de miles de maestros del país y de Latinoamérica. Lo que nosotros vemos es que no hay tanta gente que desde la educación alternativa se dedique a producir y transmitir ese conocimiento por lo que, por un lado, desde hace un año y medio estamos llevando un blog que cuenta y produce conocimiento sobre este tipo de experiencias. Por otro lado, pensamos que era importante hacer un taller donde la gente conozca más sobre estas experiencias desde una mirada más crítica. Empezamos con un taller de verano en 2013 y otro taller a lo largo del año con diferentes temáticas por donde pasaron más de mil personas y, además, se hicieron ediciones en Bogotá, Lima y Rosario. Conjuntamente con esto, estamos realizando un encuentro latinoamericano en Bogotá en donde van a participar referentes de educación alternativa de distintas partes. Creemos que tenemos que seguir realizando acciones en diferentes áreas para propiciar la transformación ya que ésta no se da solamente con una película, un taller o un blog, sino que hay que actuar en varios aspectos.

Nacho: En alguna nota mencionaste que querías influir activamente en la implementación y transformación de las políticas públicas sobre educación, ¿Cómo te ves hoy con respecto a ese objetivo?

Germán: Estamos mucho más cerca pero falta mucho tiempo todavía. La película tuvo un reconocido impacto sobre la formación, y el hecho de que la película se utilice en espacios de formación universitaria, terciaria e incluso en escuelas secundarias en diferentes partes de la región es indudable que, si bien no hemos influido en las políticas, si lo estamos haciendo en la formación de educadores y de aquellos que van a ser parte de las decisiones políticas sobre educación. Me parece que no es menor. Hoy estamos construyendo una red Latinoamérica importante con aliados en toda la región que consta de grupos de trabajo y reflexión, sobre educación alternativa y también hay en proceso de desarrollo una gran cantidad de herramientas tecnológicas para organizar esa red y las alianzas con organizaciones gubernamentales y estatales.

Yo creo que la película hace una apuesta a mediano y largo plazo y creo que los cambios los vamos a ver dentro de algunos años. La línea que estamos siguiendo hoy es similar, dando pasos más lentos pero seguros.

 

Nacho: ¿Cuál es el rol que juegan las nuevas tecnologías en la educación?

Germán: Hoy en día, si bien hay modelos que se resisten, hay muchas corrientes innovadoras y deslumbrantes para la educación que incluyen tecnologías, trabajar en red o trabajar con facebook y twitter. Creemos que hay que tener cuidado porque puede ser más de lo mismo. Es decir, estas prácticas que incluyen el uso de nuevas tecnologías no tienen que agotarse allí, sino que deben cuestionarse para qué y cómo estamos educando. Para mí, más allá de las ventajas que traen las nuevas tecnologías, la pregunta de fondo, que es: ¿para qué estamos educando?, sigue siendo la misma. Lo interesante sería pensar escuelas que desafíen esas respuestas y no que sigan alimentando la dinámica en la que vivimos. Ahí es donde se convierten en nuevos caminos, pero que conducen al mismo lugar. Hay que pensar en educar personas para que cambien el mundo. Eso es lo que para nosotros es hacer algo alternativo: pensar otro destino.

 

Nacho: Hablando de objetivos a mediano y largo plazo, tu hija hoy tiene dos años; ¿Qué pensás hacer con su educación?

Germán: Un poco la apuesta es pensar que cuando nosotros planteamos alternativas también las planteamos hacia el sistema hegemónico y patriarcal lo que implica que además de pensar en un método distinto, hay que pensar en otras formas de organizarse. Yo no mandaría a mi hija a una escuela privada pero tampoco la mandaría a una escuela pública en donde yo no tengo ninguna participación más que las reuniones de padres o la cooperadora. Lo que haría, y en eso estamos, sería reunirme con otros pares de la comunidad que estén interesados en resolver el problema juntos y tengan los mismos cuestionamientos. Tal vez sea una escuela o tal vez sea otra cosa. Eso es lo que estamos tratando de hacer: pensar el espacio desde la comunidad  y no tener la respuesta de antemano. Quizás allí encontraremos una respuesta a tu pregunta.

Nacho: ¿Ésta idea se enmarca dentro de las llamadas “comunidades de aprendizaje”?

Germán: No necesariamente. Hay escuelas alternativas que se conforman con grupos de padres que se juntan porque quieren algo distinto y se organizan para eso. La idea de la “comunidad de aprendizaje”, si bien es un concepto que está en proceso, es algo así como un grupo de personas que tienen en común aprender y compartir conocimiento los unos de los otros. Al ser lo prioritario, el hecho de que aprendemos los unos de los otros, el espacio tiene que armarse en función de eso y no de bancos mirando hacia al frente. La idea no sólo piensa que la educación viene a resolver la necesidad de los niños en edad escolar, sino también de otras personas. En una comunidad (de aprendizaje) aprenden los niños, aprenden los adultos y todos tenemos algo para enseñar. No es solamente maestro el que se forma para eso sino también el abuelo que trabajó cincuenta años soldando metales y de seguro tiene algo para enseñar. Ahí es donde hay un montón de sabiduría que no la incorporamos porque no son conocimientos que respondan al éxito del sistema bajo la norma del progreso por ejemplo. La comunidad de aprendizaje rescata eso y se resiste a la idea de la escuela. Nosotros creemos que los chicos se están educando todo el tiempo, en todo momento y con todas las personas, con o sin escuela.

Nacho:¿Cómo aplicarías esta idea a padres que tienen que trabajar diez o doce horas por día?

Germán: Ahí es donde nos estamos dando cuenta que la discusión no se termina en la educación. Pesar en una educación alternativa indudablemente te lleva a pensar un modo de vida alternativo tanto de trabajo, como de salud, alimentación y reproducción de vida. Lo interesante sería pensar una propuesta educativa que invite a transformar la manera en la que vivimos y tal vez eso implique cambiar esa lógica en donde todos estamos trabajando. No vivir para el trabajo sino que, el trabajo sea en función de lo que realmente necesitamos y no lo que dice la publicidad. Ahí es donde una propuesta alternativa también tiene que ser una propuesta productiva. Un mismo lugar en donde la comunidad encuentre la manera de ser sustentable y aprenda al mismo tiempo. Por ejemplo, hay proyectos educativos en donde en la panadería comunitaria, que es el medio de subsistencia de ese grupo de familias, también funciona el proyecto educativo. Eso implica pensar un trabajo en donde los niños estén cerca de los padres y un modelo de vida totalmente distinto. La educación alternativa tiene que invitar a pensar en eso y éste es uno de nuestros cuestionamientos: que no sólo se invite a cambiar la forma en que aprender los chicos, sino que se integre todo un modo de vida.

* * *

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s