No hay apuro

[Esta nota de opinión fue publicada por la revista digital Vox Politikon ]

Después de mucho leer, preguntar, llamar e investigar el caso de Nisman -por fuera de los medios- puedo decir que a varios días de su fallecimiento aun no hay certezas, pero como la AMIA lleva casi 21 años impune, no hay apuro. 

El poder político no tiene apuro en desentrañar una red en la que está inmersa: por acción u omisión. [Julio Lopez, no hay apuro] No es mi intención ser conspirativo y sembrar dudas que favorezcan a unos u otros, pero me hago la idea de servicios, terrorismo, impunidad, corrupción y narcotráfico a la orden del gobierno de turno. El que sea. [Mariano Ferreyra, no hay apuro] Al igual que grupos económicos que hoy son funcionales y mañana se convierten en enemigos. Los intereses van cambiando [Luciano Arruga, no hay apuro] y -con ellos- se van dando a conocer los pactos que ayer se celebraban entre unos pocos y hoy son la vergüenza de todos. [Lourdes Di Natale, no hay apuro].

El derecho de salir a la calle a reclamar es sin dudas un derecho adquirido en democracia. De eso no caben dudas. A veces me pregunto si realmente podemos ser parte y transformar algo de toda esa “realidad” en la que vivimos. [Kosteki y Santillán, no hay apuro]. Creo que si y no pierdo las ganas ni las esperanzas. Formamos parte de una sociedad que poco se compromete a la hora de exigirle a nuestros representantes que hagan las cosas como las tienen que hacer [Cromañón, no hay apuro]. Vivimos anestesiados para despertarnos quejándonos cada cuatro años. Nadie nos contó que uno debe aportar todos los días -a través de la participación ciudadana u otras vías- su granito de arena. Otra vez: al poder político no le conviene. [La tragedia de Once, no hay apuro].

Es más fácil sentarnos a ver las “noticias” -de unos y de otros, de estos y de aquellos- que realmente pensar si las cosas son de esa manera. [Leonardo Ariel Andrada, no hay apuro]. No hace falta tener una agenda interminable y trabajar en una redacción para comprobar algunos hechos, y tampoco se tiene que salir a corroborar todo lo que se ve y se lee, pero se puede empezar con lo más simple: corroborar qué está haciendo cada uno. [Pueblos originarios, no hay apuro]. Intentamos “educar” a nuestros hijos en la misma condición que nosotros como adultos consideramos que está mal, que no funciona del todo bien. [Marita Veron, no hay apuro].

Repetimos porque es más fácil que ponerse a pensar, hacemos lo mismo porque es más fácil que hacer algo diferente y nos quedamos sentados porque nada puede cambiarse. Alguien seguramente se está encargando de hacer algo, yo no puedo, no tengo tiempo y no soy el indicado. [José Luis Cabezas, no hay apuro]. Juzgamos y hasta tratamos de combatir la opinión diferente a la nuestra, sin reparar en el otro. No compartimos un espacio de reflexión mutua -y horizontal- en donde todas las voces tengan el mismo valor. Instalamos nuestra visión a cualquier precio por sobre la otra [Desaparecidos en la última dictadura, no hay apuro] y creemos que así es mejor. Que el otro debería pensar como yo, pero yo no puedo pensar como él. Que todos los días hacemos solamente las cosas en beneficio propio, sin pensar en los demás [Padre Carlos Mugica, no hay apuro] y sin pensar en alguien más. No hay apuro. Como soy consciente de que ningún medio va a publicarme esta simple nota de opinión, la comparto acá, vos allá. No hay apuro.

[Ignacio E. Luongo]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s